Conéctate
Please reload

Búsqueda por Tags
Please reload

Posts Recientes

LA DINÁMICA GEOPOLÍTICA DE LA ACTUAL GUERRA FRÍA 2.0

27/07/2020

1/10
Please reload

Posts Destacados

Vladimir Putin "El terrible"

 

 

 

Estoico, audaz e impetuoso Vladimir Vladímirovich Putin es actualmente el hombre político con mayor solidez más allá de Occidente, que con férreo liderazgo construido desde la presidencia interina en el año 1999,  ostenta en la actualidad un cuarto mandato (2000; 2004; 2012 y actual candidato). El hombre de hierro no requiere de campañas políticas plagadas de retóricas agobiantes, su presencia intimida y a la vez genera la confianza que los rusos románticos esperan de su líder “Por una Rusia fuerte”. A pocos días de las elecciones presidenciales (18 de marzo 2018)  Vladimir ha presentado de forma sorpresiva ante el mundo global y la Asamblea Federal Rusa el fastuoso arsenal que lo acompañará en su próximo mandato, si es elegido. De esta forma tocó el corazón nacionalista de los rusos que pretenden recuperar la invulnerabilidad en una etapa de turbulencia internacional y a sabiendas que uno de los mayores peligros de Rusia se concentra en su propia región, en el Cáucaso del Norte golpeando las puertas en Chechenia; Daguestán e Ingushetia. La política de buena vecindad no es la elegida por Vladimir porque conoce en profundidad las pretensiones de líderes con ciertos rasgos extremistas como Ramzan Kadirov jefe de la República de Chechenia, creyente del Islam tradicional, en las antípodas del wahabismo y ferviente homofóbico. Más de 20 millones de musulmanes chechenos y un extenso ejército para-militar de kadyrovsty se han transformado en el desvelo del Kremlin aunque Kadirov ha insistido en una política de pacificación y una retirada sigilosa del gobierno checheno, V. Putin de corazón tibio y mente fría cuya mirada objetiva se inclina indefectiblemente a su propia intuición percibe que si no logra controlar los focos levantiscos de la alicaída Al-Qaeda en el perímetro de los 170.000 km cuadrados del Cáucaso, la situación en Afganistán y Siria podrían complicar las ansias rusas de recuperar parte del territorio perdido luego de la disolución de URSS (aprox. 24%). En este contexto lo ideal es golpear duramente sin vacilaciones y con anuncios ostentosos sobre el arsenal que la Federación Rusa posee en plena campaña pre-electoral incomodando a Trump y desagradando a Xi-Jinping.

La astucia en retrospectiva

De Leningrado a Stalingrado Vladimir forjó su carácter adusto, herencia de sus padres Vladimir y María, sobrevivientes de la segunda guerra mundial. Sin contención afectiva y con educación rígida moldeó su carácter al compás de las artes marciales como el Sambo y el Yudo, logrando solidificar espíritu de hierro y arcana mirada. A los dieciséis años quedó hechizado con la novela más leída por los rusos en la década del 60 “El escudo y la espada” de Vladimir Kozhevnikov, el personaje favorito de Putin fue Aleksander Belov un agente secreto soviético que se hacía pasar por alemán en épocas de la Alemania nazi quedando embelesado con la idea de “como los esfuerzos de un solo hombre podían lograr más efectos que ejércitos enteros” para V. Putin un espía podía decidir el rumbo de miles de personas y esto determinó prácticamente su destino. Su paso por el KGB no fue lo más destacable en toda su carrera, Vladimir sabe a la perfección el idioma alemán y tiene una gran habilidad de estar en el momento justo y en el lugar indicado aun cuando la URSS comenzaba su declinación, su prioridad fue ascender dentro del KGB y el STASI (Instituto Bandera Roja en Moscú). Lo conocían en código como el agente “Platov” o “Volodya chico” nombres ficticios que le eran asignados. Vladimir sólo perseguía un objetivo, poder desarrollar espionaje en Alemania occidental, pero el destino y la convulsionada URSS determinaron que sea un agente de espía en Alemania del Este, específicamente Dresde (1985). Pese a todas las influencias no pudo desvincularse de la misión aunque fue ascendido a teniente coronel. La Perestroika y el Glasnot de Gorbachov aceleraron el proceso de desintegración y parálisis de poder, el prestigio del KGB también sufrió la anomia y todos los altos mandos estaban desconcertados pero Vladimir sabía que debía mantenerse gélido e impoluto, cualquier movimiento de desesperación haría trizar su carrera. De vuelta en San Petesburgo se aferró a Anatoli Sobchak, el segundo hombre más fuerte después de Boris Yeltsin. La fidelidad, la intuición, negociador innato y el oportunismo eyectaron a Putin hacia Moscú hasta la dimisión de Yeltsin y su consagración como presidente interino. El comienzo sin fin de una carrera de ascenso.

Vladimir entre el grande y el terrible.

Putin está empeñado en la nueva revolución rusa basada en la recuperación no sólo territorial sino la maximización de todos sus recursos naturales. El heredero de una nación esclerosada dónde las fuerzas militares han sido su único sostén se puso lentamente de pie para torpedear a quién se interponga. Vladimir desconfía de todo y sólo cree en sus pretensiones -parecerse a Pedro el grande- y sus hombres de confianza los “siloviki” quienes custodian con el sigilo de espías la seguridad a uno de los hombres más fuertes del mundo global. Disuadir no es la estrategia favorita, pero su temple no lo deja sucumbir cuando debe exponerse en las altas esferas, por estas y otras razones la presentación de los misiles intercontinentales como el Sarmat; el crucero de propulsión nuclear; vehículos subacuáticos no tripulados; torpedos autónomos; submarino intercontinental y el nuevo sistema aéreo hipersónico Kinzal otean la imagen del hombre que está dispuesto a desafiar con hábiles jugadas el paso hacia delante de la troika sin destino cierto, allí  donde el aire estalla, se hace viento, la tierra vuela y naciones y estados  abren paso de soslayo para que transite Vladimir Putin que con mirada profunda y cuerpo de hierro nos transfiere imaginariamente a Iván el Terrible, el gran príncipe de Moscovia y el primer zar de Rusia aunque prefiera a Pedro I el más grande de la dinastía Romanov.  

@raquelpozzitang

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Long Shadow

Contáctame 

info@misitio.com

  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Long Shadow