Conéctate
Please reload

Búsqueda por Tags
Please reload

Posts Recientes

LA DINÁMICA GEOPOLÍTICA DE LA ACTUAL GUERRA FRÍA 2.0

27/07/2020

1/10
Please reload

Posts Destacados

G-20 severos reclamos y débiles soluciones

 

 

El desarrollo del G-20 en Argentina,  Foro internacional para la cooperación económica, financiera y política constituido por 19 estados más la Unión Europea, propone un escenario de intensos reclamos entre los grupos de poder y aquellos estados emergentes subsumidos por las crisis sociales producto de numerosas medidas restrictivas al comercio como aumentos arancelarios, impuestos y derechos de exportación según informe de OMC (Organización mundial del comercio). En este marco el sistema económico global  crece en forma moderada, despareja y con la lógica del poder concentrado de las corporaciones transnacionales, el ejemplo más emblemático lo constituye China quien en pleno proceso de la cuarta revolución industrial ha incorporado grandes masas de nativos digitales al laboratorio tecnológico ubicándolo en el status de potencia mundial junto a los EEUU con respecto a la inteligencia artificial. Estas ventajas comparativas de sociedades digitalizadas proponen una atmósfera intensa en el Foro internacional debido a las notables desigualdades de los estados emergentes frente a los bríos digitales de los dos estados mencionados en torno a las demandas de sectores influyentes y dominantes que buscaran modificar el régimen laboral y previsional con la intención de sostener modelos productivos y de desarrollo capitalista contemporáneo entre economías  plenamente digitalizados y otras atrapados en técnicas tradicionales de comercialización frente a  la vorágine de los avances que propone la inteligencia artificial.   El Grupo de los 20 que representan el 85 % del producto bruto global, dos tercios de la población y el 75 % del comercio internacional  llevará adelante diversos calendarios entre reuniones de trabajo, de sherpas; de finanzas, de afinidad y la cumbre de mandatarios. Más allá de los tópicos propuestos tales como: el futuro del trabajo, Infraestructura para el desarrollo, el futuro alimentario sostenible y perspectiva de género a través del empoderamiento de la mujer, la cumbre de mandatarios y organizaciones internacionales socias prometen un escenario de enérgicos debates entre el proteccionismo económico implementado por los EEUU y el libre comercio que capitanea la República Popular de China. La señal de apoyo hacia el multilateralismo que defiende el ministro de relaciones exteriores de China gestionada en la última reunión de APEC (Foro de cooperación Asia-Pacífico) en Papúa Nueva Guinea, no tuvo el consenso esperado cuya evidencia más contundente fue la falta del tradicional comunicado de líderes como cierre protocolar realizado de manera continuada desde 1993 hasta la fecha, señales que promueven ventiscas diplomáticas. Una vidriera de reclamos se exhibirá en la reunión del G-20 en torno a los proyectos inclusivos que ofrece China y los excluyentes de EEUU. La construcción de fastuosas infraestructuras en ejecución y en proyección de la Ruta de la Seda por parte del gigante asiático se convierte en el comodín como plan  colaborativo, de cooperación e inversión con objetivos superlativos como unir  varios continentes, sin embargo la actitud de alocución combativo del vicepresidente Mike Pence conmina a pensar que este enfrentamiento apoteótico discursivo tendrán otros socios, quizás no tan alineados ni ordenados como en el S. XX.

Desorden mundial

El presidente norteamericano D. Trump reiteró su apoyo a Arabia Saudita desafiando a la comunidad internacional y las denuncias de Human Rights Watch con respecto al asesinato del periodista Jamal Khashoggi en territorio saudí en Turquía. El príncipe Mohammed Bin Salman llegará a la Argentina intentando revertir la imagen de la dinastía Saud inmersos en un oscuro episodio que condicionará las relaciones internacionales contando con el escudo protector de los EEUU. Por otro lado la Unión Europea ha desafiado a los EEUU en la relación con la República Islámica de Irán creando una entidad legal que preserve los negocios con Teherán luego del retiro norteamericano del pacto nuclear además de las sanciones que éste impondrá no sólo al estado persa sino a todo aquellos que siga manteniendo lazos comerciales. La UE obstinada en preservar las transacciones financieras legitimadas por Irán  a partir del pacto JCPOA firmado en el año 2015 ha demostrado gestos efusivos contra D. Trump en la conmemoración de los 100 años del armisticio que dio fin a la primera guerra mundial, en ese contexto E. Macron activó las alarmas de posibles enfrentamientos, concientizando la urgente necesidad de crear un gran ejército de la UE con la idea de fortalecer a la OTAN alegando la necesidad de intervenir en futuros conflictos. El presidente francés requiere de mayor legitimidad luego del anuncio del retiro de la política de A. Merkel en el año 2020. La adusta mandataria alemana reconoce que el enemigo no está fuera sino dentro de la comunidad y es el débil liderazgo que promete Macron inmerso en una crisis social en Francia aunque el alivio sobrevino luego de la premura con que se aprobó el Brexit ese divorcio con el Reino Unido tan esperado pero que deberá ser evaluado por el Parlamento británico en diciembre de este año. Los viejos aliados están en problemas, EEUU se ha desentendido de Europa y ha concentrado sus fuerzas en los países orientales apoyando frenéticamente a Israel y sosteniendo los profundos lazos financieros con los saudíes que datan desde la era Bush-Bin Laden, denunciando a Irán por la guerra en Yemen y preservando la hegemonía saudí en la península más estratégica para el comercio del petróleo. Por otro lado la Federación Rusa enfrenta serios problemas que venían gestionándose luego de la anexión de Crimea, sobre todo en el Mar de Azov, específicamente en el estrecho de Kerch.  El apresamiento de 3 buques ucranianos y varios marinos heridos por la marina rusa, agravado por la imposición de La Ley Marcial impuesta por el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko augura gestos de malhumor en V. Putin por la visibilidad que se le ha dado a través de las redes informativas a un conflicto casi naturalizado  resurgiendo ciertas reyertas con la OTAN y la UE, es que el Mar Negro es el mar de negocios para el mandatario ruso y su intransigencia intimida.  

Vacíos y violencia

Si bien la troika del G-20 compuesta por Alemania (país que presidió) Argentina (país que ejerce la presidencia) y Japón (país que presidirá el año que viene) aseguran el seguimiento y consistencia de los temas a abordar, lo cierto es que Argentina ha dejado entrever algunos vacíos en la  seguridad en la ciudad de Buenos Aires frente a un hecho deportivo propio de la idiosincrasia argentina inmersa en la efusividad competitiva. Aunque algunos grupos hayan quebrado la  certeza que todo está en orden no obstante se pudo percibir cierta oquedad como garantía que Buenos Aires no repetirá los desmanes que sufrió Hamburgo no sólo por los militantes antiglobalización sino también por otros grupos ya conocidos en nuestro país que apelan a la violencia incontenible. Hamburgo los enfrentó con un “ejército de 19.000 efectivos”  A. Merkel se vio obligada a pedir refuerzos no pudiendo evitar la destrucción  de la ciudad con saqueos, automóviles ardiendo, la utilización de bombas molotov, barricadas, bloqueos y tantos otras estrategias violentas. Es de conocimiento que los servicios de inteligencia de los estados más poderosos y sus socios han trabajado arduamente para rastrear grupos que puedan llevar a cabo ataques masivos y garantizando de esta forma la seguridad a los altos mandatarios, pero Argentina propone escenarios adicionales: la disputa en política interna que arremete contra el éxito del otro y el otro deja ciertos vacíos por cuidar sus propios intereses. Para algunos, la reunión del G-20 en Argentina proporciona oportunidades y una gran pantalla hacia el mundo que por primera vez se realiza en un país latinoamericano sin embargo para otros este Foro es una parodia del “El Gran Hermano 1984” obra literaria de George Orwell donde plantea que una sociedad global es sometida ante el poder despótico que todo lo vigila ejerciendo el  control total a través del miedo y bajo el  lema “La guerra es paz, la libertad es esclavitud y la ignorancia es fuerza” simple reflexión para pensar donde nos ubicamos.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Long Shadow

Contáctame 

info@misitio.com

  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Long Shadow