Conéctate
Please reload

Búsqueda por Tags
Please reload

Posts Recientes

LA DINÁMICA GEOPOLÍTICA DE LA ACTUAL GUERRA FRÍA 2.0

27/07/2020

1/10
Please reload

Posts Destacados

¡Mayday! BREXIT sin acuerdo!

 

 

La primera ministra británica recurre a rápidas soluciones en medio de turbulencias políticas. Es tal la descapitalización de su caudal político que Theresa May no tuvo reparos en ofrecer su renuncia a cambio de una solución.  Después  del tercer round que pierden en  la disputa parlamentaria británica contra los Tory, el Brexit ha sido rechazado por tercera vez en la cámara baja. Los límites temporales impuestos para resolver el caos se acortan, el 12 de abril suena como el ultimátum para presentar un nuevo plan y salir decorosamente de la UE. El Brexit “sin acuerdo” sería la catástrofe para Gran Bretaña, pero es la moción mayoritaria dentro del parlamento europeo. La carta que pretenden jugar Gran Bretaña es ganar tiempo con el aplazamiento de la salida de la UE para poder intervenir en las elecciones del Parlamento Europeo a fines del mes de mayo, pero es casi una utopía en un contexto de tensos ánimos. El cuarto round sería quizás la última oportunidad luego de las tres derrotas anteriores pero con condiciones impuestas por la primera ministra que pueden hacer fracasar  esta cuarta consulta, Theresa May no aprobaría la opción de mantener al Reino Unido en una unión aduanera con el bloque porque significaría perder soberanía económica. Por otro lado los ministros ya pronunciaron sus posturas, algunos en contra de la salida abrupta y otros en contra de la unión aduanera, la opción que puede acercar las partes es la de un nuevo Referéndum. Los Tories cuentan los días para tener un nuevo líder que reemplace a T. May, pero la misma se aferra a su cargo aún contra las presiones de sus pares por no haber aceptado en la práctica el “Brexit blando”. En Westminster ya se han votado las ocho propuestas alternativas y han sido rechazadas y aunque las más votadas hayan sido: a) La negociación de una Unión aduanera con la UE b) El Noruega plus, que incluiría a Reino Unido en el mercado único con régimen aduanero negociado con Bruselas c) La convocatoria a un nuevo Referéndum, lo cierto es que tanto los Laboristas como los conservadores tienen sus preferencias, una especie de grieta política al estilo latinoamericana en el parlamento británico. El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow en las últimas horas ha seleccionada cuatro de las mociones anteriormente expuesta para no llegar a la “Chaotic Brexit” (Ruptura caótica) la cual se pondría en marcha si el Reino Unido no ha ratificado un Acuerdo de Retirada a dos días de que se produzca el Brexit (fecha actual estipulada 12 de abril)  el gobierno debería solicitar una nueva prórroga y si esta segunda extensión no se consiguiese  un día antes del mismo el gobierno debería cancelar el Brexit es decir: Ruptura caótica.

Brexit sin acuerdo: Ruptura caótica.

La paciencia de la Comisión Europea está en su fase terminal y la permanencia de Theresa May en Dowing Street también, intentando por todos los medios un Brexit ordenado aunque su carta más esperada es el aplazamiento para que el Reino Unido pueda participar en las elecciones de mayo. Las voces en la UE se alzan para no complicar el clima económico, algunos vaticinan la desaceleración de la eurozona y otros consideran que no tendrá incidencia directa. Lo cierto es que cada uno de los actores y sobre todo el Banco Central Europeo considera la posibilidad de un Brexit sin acuerdo el cual significaría la toma de precauciones para evitar la ralentización de la economía por parte de la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento europeo. El hartazgo de la indecisión en Westminster se observa en la emisión de mensajes del presidente y vice-presidente del BCE quienes no tildan de irrelevante la situación pero tampoco le otorgan entidad catastrófica. La intención es minimizar los efectos amplificadores de impactos negativos y lograr encuadrar al mercado en una disminución de la desaceleración económica europea. Constantemente aclaran que la baja rentabilidad de las entidades bancarias en la euro zona responde más a problemas estructurales como por ejemplo la alta competitividad y no a cuestiones específicas, en clara alusión que el Brexit es una de ellas.

¡Mayday! de Theresa May y las posibilidades de un sucesor.

Mientras la primera ministra Theresa May en señal de socorro acude nuevamente al Parlamento para resolver el divorcio con la UE, cada uno apuesta su juego en la búsqueda del sucesor dentro del Partido Conservador. Los favoritos varían de acuerdo a los intereses internos y geopolíticos, lobbies de empresas y de aliados estratégicos del Reino Unido. Entre los favoritos se encuentran: Michael Gove con alta aprobación de sus pares aunque condicionado por su postura xenófoba en la publicación del libro “Celsius 7/7” sobre Terrorismo islámico; Alexander Boris de Pfeffel Johnson, periodista y político quien ha demostrado una postura pendular con respecto a las políticas de Theresa May y el Brexit, algunos lo consideran como el favorito de D. Trump; Amber Rudd conservadora pero con ciertas posturas de izquierda y adepta a un segundo referéndum con respecto al Brexit; Dominic Raab que cuenta con un grupo de ciudadanos que alzan las voces “Ready for Raab” –Preparados para Raab- es el candidato de las redes sociales y considera como mejor decisión el “Brexit sin acuerdo”; entre los posibles sucesores de la primera ministro hay una extensa lista. Lo cierto es que el Parlamento británico vota por cuarta vez una alternativa al Brexit. La moción favorita es el “divorcio suave” de UE, la más rechazada es la Unión Aduanera con la UE  y la que puede generar alivio es el modelo Noruega + o Mercado común 2.0. Lo concreto es que el Reino Unido depende de la UE en cuanto a sus exportaciones en aproximadamente un 48% mientras que la UE exporta al Reino Unido un 15 % de bienes de algunos de los países integrantes, lo que implica que para la UE la relación comercial con el Reino Unido es relevante en cambio para el Reino Unido la UE es vital. El pos-Brexit se convertirá en un gran desafío sobre todo para el control de la soberanía económica en un contexto geo-político dónde los gigantes EEUU y China han abierto un lugar importante para la Unión Europea, la pregunta que subyace es si el Reino Unido podrá sostenerse fuera de la voraz geo-economía sin tener que acudir a los brazos lacerantes de su Gran Hermano los EEUU de D. Trump. El pedido de socorro de Theresa May trasciende a su figura política, el Reino Unido solapadamente reclama ¡Mayday! ¡Mayday! intentado generar ese silencio radiofónico para que el centro del salvamento coordine el rescate a un Brexit sin salida.

Twitter: @raquelpozzitang

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Long Shadow

Contáctame 

info@misitio.com

  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Long Shadow