Conéctate
Please reload

Búsqueda por Tags
Please reload

Posts Recientes

LA DINÁMICA GEOPOLÍTICA DE LA ACTUAL GUERRA FRÍA 2.0

27/07/2020

1/10
Please reload

Posts Destacados

INFIERNO EN SRI LANKA. MUERTE Y PARAÍSO

 

Tras la serie coordinada y concatenada de atentados en Sri Lanka, la sombra del Estado Islámico se expande más allá de las regiones y estados en los cuáles se los ha relacionado hasta ahora. El gobierno esrilanqués vincula los ataques terroristas con la organización extremista National Thowhherh Jama’ath (NTJ) rama desprendida del Sri Lanka Thowheed Jamath (SLTJ). El presidente Maithripala Sirisena manifestó con certeza que quién lideró los ataques en el estado insular ha sido identificado como Mohamed Zahran Hashim el cuál pereció en la explosión del hotel Shangri-La en la ciudad de Colombo.

Algunas fuentes vinculan al líder Zahram Hashim con el clérigo egipcio Yusuf Al Qaradawi (fundador de Académicos Musulmanes) de UMS cuya sede se sitúa en Doha (Qatar) quien es uno de los eslabones importantes en la conexión con la organización internacional de la Hermandad Musulmana. Al - Qaradawi es uno de los teólogos más influyentes en el mundo árabe pero a la vez controvertido por el viraje de sus  opiniones con respecto a la Yihad global emitidas en su programa “Sharia y vida” en el canal qatarí Al Jazeera, si bien siempre se ha ocupado en aclarar las formas pacíficas de la lucha política de la Hermandad Musulmana, algunos  vinculan la mutación de su prédica hacia la rama islamista radical después de la guerra en Siria, piedra angular de los cambios  del yihadismo en las formas de ejecutar el terrorismo a escala mundial una vez desaparecido el Califato; El Estado Islámico engendró  una especie de Leviatán con varias cabezas. La vinculación del líder del NTJ con el Sheij Qaradawi no es un dato irrelevante cuando el hecho de reunirse con otros líderes islamistas significa un despliegue importante entre inteligencia y secretos para lograr el encuentro y gestionar un mensaje para los islamistas radicales.

Es difícil comprender la tozudez que se olfatea en los pasillos de los académicos ligados a las ciencias opacados por las letras y alejados de los reales propósitos de la Yihad global que se ha expandido como la sombra del viento. Detrás de los escritorios sólo se elucubran teorías y análisis que se han alejado de las percepciones del terror con metodología científica que no encaja para comprender la construcción conspirativa del terrorismo soslayando lo significativo y  evidente, poniendo en primer plano el cientificismo sesgado.  

Sri Lanka es uno de los ejemplos de la cercanía física en el imaginario del Daesh para reivindicar la yihad global. Los ataques sincronizados con terroristas preparados para inmolarse no es un acto que provenga solamente de las intenciones de una minúscula célula, el adoctrinamiento y la promesa de convertirse en mártires requiere de un gran trabajo psicológico con los suicidas y de ninguna forma pueden considerarse hechos aislados cuando la operatividad se trató de 1 ataque 1 terrorista por lo tanto no se trata de lobos solitarios que actuaron de manera aislada, debería  quedar claro, pero el vaho anodino de algunos círculos que envuelve teorías discutibles enmascara la realidad y siguen argumentando que el Estado islámico como califato pereció, sin embargo el espíritu de venganza está intacto y eso constituye la célula madre, sin territorio físico, con muyahidines dispersos y el ciber-terrorismo ultimando los detalles.

 

¿Por qué en Sri Lanka? Diversas hipótesis

 

 

Todas las fuentes son fundamentales para encontrar respuesta a los ataques perpetrados contra una minoría cristiana esrilanquesa el domingo de Resurrección en la Iglesia Católica de San Sebastián en la ciudad de Negombo; La Iglesia de San Antonio en Colombo y en el este contra la Iglesia en Batticalao como también en hoteles con afluencia turística en una ciudad paradisíaca.

Las interpretaciones del atentado se magnificaron como las noticias, algunos apuntaron:

1) Contra el BBS (Bodu Bala Sena) un movimiento del budismo ultranacionalista cingalés con fuertes enfrentamientos contra los musulmanes y cristianos 

2) otros  consideraron la idea de venganza del ultra-islamismo por la masacre en Nueva Zelanda (Marzo 2019)

3) una mirada diferente y con sólidos datos prefieren considerar que se trató de una cuestión interna por las dificultades económicas que atraviesa la República Democrática Socialista de Sri Lanka con una guerra civil que duró 20 años entre 1989 y 2009  

4) Apoyo de la yihad global al grupo NTJ, interpretación que se propagó luego que el ISIS, Daesh o Estado Islámico se lo adjudicara veinticuatro horas más tarde.

De todo el abanico de posibilidades, me atrevo a poner el acento en la combinación entre situaciones endógenas (diez años después de la guerra civil es tiempo exiguo para lograr estabilidad institucional política, económico y en mayor medida suturar los enfrentamientos étnicos) y las exógenas tales como la Yihad global que ha mudado los objetivos después de Siria/Irak. El Estado Islámico sobrevive ya que todas las formas de yihadismo unificaron sus criterios, aún salafistas y  wahabistas que transitan los extremos escuchan a los clérigos como  Al – Qaradawi añoso pero referente importante para misturar y fusionar las alicaídas células adormiladas.

 

No subestimar lo que no podemos observar directamente.

 

Cabe preguntarse si la comparación con otros ataques de terrorismo gestionado por el ISIS o Al – Qaeda en Europa ¿son factibles de confrontarse a través de la historia comparada del terrorismo en el S. XXI?

 La respuesta es difícil de aseverar pero en el caso de  Sri Lanka apenas ha atravesado un proceso de 10 años de estabilidad política y económica y es posible que existieran alertas constantes porque la paz entre cingaleses y los Tigres de Liberación de Eelam Tamil no está sellada definitivamente. Si es factible la idea de un “estado débil” con dirigentes sobornables enfrentados a movilizaciones sociales que generan un terreno fértil para la Yihad global en una región geo-estratégica disputada entre India y China con la custodia permanente de los EEUU. Caben también las conjeturas sobre los domésticos problemas políticos, pero esto no basta con explicar las intenciones de un ataque terrorista gestionando caos y desorden en un estado con tradición de guerras civiles y de enfrentamientos étnicos.

Las variables económica y política son válidas para comprender cuál es la situación en la que  se encuentra Sri Lanka a la hora de los atentados pero no son suficientes. Las evidencias señalan con contundencia a la Yihad global, a los tentáculos del ISIS lejos de Siria y con grandes  propósitos de extenderse por el sudeste asiático para lograr tajada en la lucha geo-estratégica entre India/China y EEUU. Analicemos lo siguiente: El conflicto entre la República de la India y la República Islámica de Pakistán tiene actualmente como epicentro los ataques realizados por militantes pertenecientes al “Ejército de Mahoma” Jalish e Mohammad por Jammu & Cachemira; En Malasia la redes Daula Islamiyad Asia Tenggara, Yemma Islamiya; Dorul Islam y Tentera Sabiullah siguen activas y se convirtieron en el desvelo en la reunión de los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático ASEAN; en Indonesia actúa la Yihad Tanzin como también el grupo Jaringan Islamiyah JAD (Pro – ISIS) y Jemma Islamiah; en Filipinas el Milf Moro de Liberación Islámica quien logró un acuerdo con el gobierno por una región autónoma en Bangsamoro; todos estos datos concluyen en la solvencia de la operatividad de la Yihad global en los atentados terroristas en Sri Lanka.

 La muda que ha realizado el Estado Islámico alejándose de la persecución de Occidente y la derrota sufrida en Siria/Irak por el flanco ruso-iraní-turco removió la idea arquitectónica de construir cimientos en otras regiones para conformar un nuevo califato. Habrá que estar atentos a los círculos que se empecinan en negar la fuerza de la Yihad global y su poderosa herramienta: el adoctrinamiento a cambio de ventajas subjetivas que la política ha demostrado no asegurarles a los muyahidines.

Cuando se comprenda que la pobreza no sólo es material entenderemos que el yihadismo promete a sus muyahidines un mundo ideal tan difícil de comprender para los que valoran la vida porque nada esperan después de la muerte, y ahí está el gran dilema ¿Qué tan potente es la promesa para pensar que después de la muerte serán recompensados? ¿Qué tan real será el imaginario de los suicidas que la sólo conversión a un mártir les genera la idea de movilidad social que el mundo actual no pudo concretarles?  Sri Lanka todavía cuenta sus muertos y los suicidas cuentan sus llaves hacia el paraíso.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Long Shadow

Contáctame 

info@misitio.com

  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Long Shadow