Contáctame 

info@misitio.com

  • Twitter Long Shadow
  • LinkedIn Long Shadow
Conéctate
Please reload

Búsqueda por Tags
Please reload

Posts Recientes

Yemen en las garras del olvido

12/09/2017

1/10
Please reload

Posts Destacados

EN LA REPÚBLICA DE LA INDIA DECIDIERON LOS JÓVENES

 

 

Finalizado el proceso electoral en la República de la India y confirmado la amplia victoria de Narendra Modi del partido nacionalista Bharatiya Jamata Party logrando la mayoría absoluta en  299 escaños sobre los 542 que componen el Lok Sabha;  la generación Centennial y las redes sociales desempeñaron un papel central entre los 900 millones de ciudadanos con derecho a voto. Fueron las primeras elecciones donde 250 millones de usuarios en las redes sociales utilizaron datos móviles, números cercanos a los consumidos en China y Corea del Sur. Los 600 millones que acudieron a las urnas priorizaron el crecimiento económico del 7,4 % del PBI de la India en proyección para el año 2019 del cual N. Modi es el mentor, aunque con cuellos de botellas como la pobreza; la desigualdad y la contaminación ambiental.

En el contexto de la guerra comercial emprendida por D. Trump anunciando que el día 5 de Junio eliminaría a India del programa de Sistema Generalizado de Preferencias (SPG) exonerando al estado asiático de tasas arancelarias en algunos productos, N. Modi responde con la misma intensidad belicosa que su par norteamericano prometiendo aranceles a productos estadounidenses. La altivez del re – electo mandatario indio se posa en resultados electorales  favorables; positivos anuncios y datos oficializados por la Oficina Central de Estadística del crecimiento económico real de su país a pesar de los problemas de liquidez.

 

 

La democracia convencional versus la sórdida anti-democracia

 

Si el objetivo es superar a China, Nueva Dheli tendrá que centrar toda su energía en el desarrollo de la economía digital. La República de la India además de ser la quinta economía más importante del mundo; el segundo país más poblado del planeta; la potencia militar dotada de arsenal nuclear, forma parte del Club selecto de estados que han ingresado a la órbita espacial enviando un satélite.

El modus operandi durante la campaña electoral;  la guerra de “etiquetas” en las redes sociales y  la estrategia Nacional de Inteligencia Artificial en una masa poblacional que supera los 1.360 millones de habitantes han convertido al estado indio en un verdadero volcán eruptivo de conectividad. En este contexto se diluye el análisis que el régimen de castas; tribus y el abanico pluri-religioso tuvo incidencia en la elección del partido BJP; pese a pronósticos desalentadores, N. Modi ideó una campaña electoral sobre la base de una política arquitectónica, donde los votantes, sobre todo los jóvenes han ignorado las divisiones sociales en pos de la unidad nacional y la seguridad dentro de las fronteras.

 

Las aspiraciones hegemónicas del primer ministro re – electo dentro del cordón Asia-Pacífico tienen el doble objetivo de superar a China y neutralizar a Pakistán. La cuestión del terrorismo ejercido en Jammu y Cachemira ha sido el detonador para que millones de jóvenes se convirtieran en trolls políticos operando coordinadamente a favor de N. Modi  en contra de Rahul Gandhi, el ataque quirúrgico contra Pakistán por el gobierno ultra-nacionalista ha sido una de las columnas propagandística en las redes sociales.

 

La conectividad en India y los desafíos de N. Modi

 

El ingenioso programa de identidad digital el “Aadhaar”  generó una plataforma digital de datos de más de 1.200 millones de indios identificados a través de 12 dígitos obtenidos a través de la huella digital, escaneo del iris y fotografía, facilitando la tarea al TS al deshacerse del engorroso sistema del carnet de identidad. La victoria del partido nacionalista Bharatiya Janata Party (BJP)  logró superar los 288 escaños sobre 542 del Lok Sabha, mayoría parlamentaria superior a la de cualquier gobierno en toda la historia del país resoluciones de agenda gubernamental muy cómodas. Sin embargo los desafíos forman parte de la trayectoria histórica de Modi contra la tolerancia religiosa debido a graves acusaciones de matanzas y linchamientos contra la población musulmana en India.

Además del exacerbado nacionalismo, India también es un estado potencial de conflictividad interétnica e interreligiosa sobre todo contra la comunidad de más de 200 millones de musulmanes. Los desafíos son los mismos desde la independencia del país: problemas históricos, sociales y  fronteras conflictivas con Pakistán y China determinan que hace falta menos activismo político y más inteligencia supra-estructural para lograr disipar los vientos de guerra en una región de alta volatilidad militar y con campos operativos que adoctrinan a través de las pantallas.